El Museo Cacique Blas Chapay de Loreto, Corrientes

Museo Cacique Blas Chapay

Por la Mlga. Lic. Roxana González

Esta vez visitamos el Museo Cacique Blas Chapay, nos recibe el Prof. Miguel Ojeda, Director de la Institución y Presidente de la Asociación Nuestra Señora de la Candelaria. Responsable de sostener desde el 2012 este ámbito museístico.

Con la noble tarea de generar acciones para “que no se pierda el valor histórico de la casa y del acervo para las nuevas generaciones”. Aclara, esta herencia es doble. Por un lado, la casa y su técnica constructiva que conserva sus elementos originales. Y por otro, la riqueza de los objetos y sus narrativas.

Un poco de historia:

El director, relata: “Este sitio lleva el nombre de unos de los fundadores ilustres de este pueblo. El Cacique ilustrado, originario del Corpus Misiones. Fue el primer maestro de letras. También secretario de cabildo por mucho tiempo. Tenía el don de tocar el violín y escribir a la perfección”.

Esta casa se hizo en 1875 en simultáneo con la edificación de enfrente, que hoy día es el Museo Sacro de Loreto.

Ambas poseen la misma técnica edilicia de adobe en paredes y pisos. Realizada con la sabiduría popular tradicional. La casa mantiene todo los elementos originales.

Loreto se funda en 1817. Las familias blancas empiezan a ingresar 70 años después. Y el dueño de esta casa fue el Comisionado interventor –pariente del gobernador de Corrientes –.

Hacia 1930 se vende a un comerciante y pasa a ser un Almacén de Ramos Generales hasta 1986. Además, este comerciante, fue un caudillo radical muy importante que manejó los destinos de Loreto. Por ello, están pintadas todavía de color verde las puertas”.

El patrimonio del Museo Cacique Blas Chapay de Loreto

En el circuito, se pueden observar: elementos de campo. Camas de siglo XX. Telar. Montura oficial o montura militar con cincha. Cruces de cementerio. Fotografías antiguas. Libros y escritos históricos.

Entre tantos relatos interesantes de objetos y personajes se rescatan:

  • La espada de Nicolás Florentino Gauna. “Caudillo autonomista la espada con más de cien años. Cuenta la anécdota que: El caudillo con cien jinetes se presenta en la iglesia de San Miguel durante el desarrollo de la ceremonia religiosa a solicitar la imagen de un santo”.
  • Bala cañón. “1949 en la Guerra civil del Paraguay. Una bala perdida, al cambiar la trayectoria, pega sobre la casa de la familia Pérez en Ita Ibaté, arranca una ventana hasta una habitación de la casona. Los Pérez regalan esa bala a una familia de Loreto quien donó al museo”.
  • Boleadora original. “Consta de tres bolas. Son piedras en forma casi esféricas, que se encuentran unidas por cuero. La policía de aquel entonces, a los que estaban al margen de la ley los perseguían con boleadoras. Revoleaban hacia el animal o la persona para atrapar al delincuente cuatrero. Los campos eran inconmensurables y la herramienta típica del paisano era la boleadora, para cazar o defenderse”.
  • Banner del Bicentenario de Loreto (1817-2017) “La fotografía más antigua de la localidad. En la que se puede observar al primer maestro con título Normal Nacional y sus estudiantes. El pedagogo, Pedro Armengol Alegre. También fue escritor y poeta. En el pueblo hay una calle que lleva su nombre.La particularidad de la imagen es que se distinguen rostros guaraníes entre los alumnos. De ese grupo de escolares. Se destaca la Srta.  Nemesia Centurión. Quien con solo 13 años va de maestra en una escuela rural – sin título – sin embargo, son destacables sus escritos por la calidad de vocabulario empleado. Aún se conservan algunos escritos en el museo”.
  • Antonio Félix Ramirez. “Maestro, Director, Periodista, Historiador. Fue quien puso las bases de la historia del pueblo en libros y apuntes. Estuvo en contacto con los descendientes de los primeros pobladores. Una de ellas, la hija menor del Cacique a Dña. Ana Chapay”.

Continuando con el recorrido y en otras habitaciones, se advierte algo típico en las construcciones de la zona: La utilización de paja en  la estructura del techo como aislante.

Esta parte de la casa pretende ser el Museo del Hombre y la Mujer Rural. Se exhiben variados elementos usados por el hombre y la mujer rural.

Los objetos fueron donados por los habitantes de la localidad: Máquinas de coser. Teléfonos de Siglo XX. Planchas del XIX y XX. Tiernizador de carne. Arados. Morrales para bueyes. Máquina para hacer soda y botellas correspondientes. Y muchas piezas valiosas que reflejan el estilo de vida rural.  

El Director explica, que se pretende un recinto museístico: “Donde se destaque la importancia del rol de la mujer en la vida rural del pequeño productor. El hombre salía a la guerra o al campo y la mujer quedaba a cargo de todo: del cuidado de los hijos, tenía que cocinar, arar la tierra, entre otras labores. 

Si hacemos un poco de historia en los pueblos guaraníes a los hombres se los adiestraba para la guerra y la mujer hacia el trabajo en general. Y cuentan que eran muy buenas guerreras si tenían que entrar en acción”.

En suma, poner en valor nuestro patrimonio. Posibilitará la construcción de una conciencia efectiva sobre el legado cultural.

Les dejamos la inquietud de seguir indagando sobre el legado de este fascinante espacio. Donde parece que el tiempo se ancló en sus galerías. Allí el viento cálido del verano mantiene intacta la memoria y vivencias, las que nos facilita un reencuentro con el pasado y nos permite valorar nuestras raíces.

El profesor Ojeda Invita a toda la comunidad correntina y a los turistas nacionales e internacionales a visitar el Museo.

Fuente: Prof. Miguel Ojeda, Director dela institución. Presidente de la Asociación Nuestra Señora de la Candelaria.

Educación Patrimonio y Museo. G. M. González. R.E. González. Moglia S.R.L. 2020. Pág. 35 y 48.

Autora: Lic. Mlga. Roxana González.

PH-Vídeos: Prof. Diego Saucedo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*