Muestra Virtual del Museo de Ciencias Naturales Amado Bonpland

El Museo de Ciencias Naturales de Corrientes “Dr. Amado Bonpland” es uno de los museos más antiguos del país. Cuenta con un patrimonio muy amplio compuesto por colecciones de: invertebrados, aves, mamíferos, fósiles, geología, peces, anfibios y reptiles de la región. Algunas de sus colecciones tienen más de 160 años. Las acompañan paneles informativos que complementan de forma didáctica la muestra permanente del museo. Ver también: Historia del Museo de Ciencias Naturales.

museo de ciencias naturales corrientes
Frente del edificio del Museo

Video del Museo Amado Bonpland

Recorrido virtual por las salas del museo

Muestra del Museo de Ciencias Naturales Dr. Amado Bonpland con especies declaradas “Monumentos Naturales”

En esta sección te compartimos imágenes exclusivas que son parte del patrimonio del Museo, y también pueden apreciarse en su Página de Facebook oficial. Se trata de animales que habitan la región, sus características y hábitos, como así también algunas fotografías del Iberá en la muestra exclusiva dedicada a los esteros.

Lobito de Río

Es uno de los Monumentos Naturales de Corrientes. Otros nombres vulgares que se le suele dar son: Lobito común; Lobito del Agua.; Lobito del Plata; Lobito Cambá (del guaraní=Negro).

En la Argentina, se lo puede encontrar desde Salta y Jujuy hasta el sur de Entre Ríos y noreste de Buenos Aires.

Lobito de Río del Museo Amado Bonpland Corrientes

El cuerpo es alargado, llegando al metro veinte de largo, incluyendo la cola. El pelaje es espeso y suave de color pardo oscuro, brillante en las partes superiores y de gris ceniza a amarillento en las ventrales. La cabeza es ancha y achatada. La cola es larga y redondeada. Las patas son cortas, fuertes, con membrana interdigital.

Hábitat

Vive en lagunas, ríos, arroyos y esteros rodeados de ambientes selváticos o selvas en galerías.

Lobito de Río
El Lobito de Río en su hábitat natural

Alimentación del Lobito de Río

Es un mamífero carnívoro. Se alimenta de peces y almejas. También de pequeños mamíferos y aves. Es ágil y anda solitario o en pareja. Desarrolla su actividad durante el día o en las horas crepusculares. Se guarece en cuevas en las orillas de los arroyos y de los ríos.

El principal predador de este animal, lastimosamente es el hombre, ya que lo persigue y mata para sacarle la piel.

Aguará Guazú

Es el cánido de mayor tamaño de América del Sur, de ahí su nombre, que en guaraní significa: “zorro grande”. Además suele llamárselo lobo de crin o lobo rojo.

Es Solitario, sumamente tímido y cauteloso, de hábitos nocturnos o crepusculares y aunque de aspecto temeroso, es totalmente inofensivo para el hombre.

Aguará Guazú del Museo Ciencias Naturales Amado Bonpland

Tiene un aspecto similar al de un perro de patas largas. Desde el lomo al suelo puede medir unos 80 centímetros y del hocico a las ancas, cerca de 1,25 metros, a lo cual hay que agregar una cola de unos 40 centímetros. Su pelaje tiene un color rojizo que se aclara cerca del vientre y a lo largo del lomo tiene una raya negra. También son negros su hocico y las patas. Las largas extremidades le permiten ser un veloz corredor y un muy buen saltador, bien adaptado a los terrenos abiertos e inundados donde habita.

Hábitat

Este ejemplar habita principalmente en el monte y en terrenos inundados como los esteros.

Su andar es típicamente desgarbado debido a la posición que adopta avanzando con mano y pata del mismo lado (amblar), dejando así las típicas huellas yuxtapuestas. Este modo de caminar le permite lograr un gran ahorro de energía y recorrer grandes extensiones.

Alimentación

Respecto a su alimentación, está considerado un omnívoro generalista. Se alimenta por lo general de pequeños mamíferos y aves, además consume vegetales. Captura ranas, lagartos, víboras, cuises, armadillos o insectos. También persigue aves, devora sus huevos y come distintos frutos y raíces.

Una especie en peligro de extinción

Está en peligro de extinción por el avance del hombre sobre su hábitat natural. Además, algunas creencias erróneas que lo calificaron como “especie dañina” y supersticiones que lo ligaron a la “leyenda del lobizón”, un ser parte lobo, parte hombre, hicieron que se lo persiguiera intensamente.

Aguará Guazú
El hermoso Aguará Guazú en su hábitat natural

Chamamé de Antonio Tarrago Ros dedicado al Aguará Guazú

“El Aguará Guazú” (chamamé) Letra y música: Antonio Tarragó Ros. ©Todos los Derechos Reservados: [Merlin] Altafonte Music Distribution (en nombre de Argentina Musical).

Venado de las Pampas

Es un cérvido de tamaño mediano, endémico de las llanuras de la región templada de Sudamérica. Antiguamente extendido desde el trópico hasta la Patagonia, a causa de la caza masiva en el siglo XIX y la ocupación de su hábitat por el ganado bovino hoy habita sólo en áreas aisladas del Brasil, Bolivia, Uruguay y Argentina.

venado de las pampas
El venado en los Esteros del Iberá

Tiene una altura, del lomo al suelo, de unos 70 centímetros. Puede pesar de 30 a 40 kilos. El macho ostenta una cornamenta que se modifica a medida que el animal crece. El lomo y los laterales son de color pardo a ocre, y la superficie ventral es blanca.

Alimentación

Su alimentación básica consiste en gramíneas y pastos cortos.

venado de las pampas y su cría
Una hembra de la Reserva y su cría

Reproducción

En primavera las hembras dan a luz un ciervo; muy pocas veces a dos.

Especie en peligro de extinción

Se considera al venado de las pampas como el cérvido más amenazado de toda América del Sur. Por la continúa caza furtiva, y por que las áreas en que se desarrollaba naturalmente son ocupadas poco a poco con establecimientos fabriles o explotaciones agropecuarias.


Mamíferos de la Prehistoria: Macrauquenia y Toxodón

Si bien el Museo de Ciencias Naturales de Corrientes Dr. Amado Bonpland, no se caracteriza por la presencia de piezas de especies prehistóricas en sus colecciones, sí cuenta con dos ejemplares de ese período, a saber: La Macrauquenia, (visible desde afuera del edificio) y un Toxodon, cuya cabeza está en una de las paredes del museo.

Marcauquenia del Museo Amado Bonpland

Las Macrauquenias (o también Macrauchenia) son un género extinto de mamíferos placentarios de la familia Macraucheniidae. Eran herbívoros, que se alimentaban en la zona de pastizales, regiones de selva y llanuras con humedales (como los de nuestra región). Se cree que estuvieron en contacto con los primeros habitantes de América del Sur hace unos 14.000 años.

Por su parte el Toxodon (del griego τοξον (toxon), “arco”, y δόντι (dóntis), “diente”: “diente curvado” o “en forma de arco”) es un género de mamíferos extintos de la familiaToxodontidae. Su nombre científico suele castellanizarse como toxodonte y en plural toxodontes.

Su nombre significa “diente curvado” o “en forma de arco”. Son mamíferos originarios de Sudamérica que evolucionaron independientemente en dicha isla-continente.

Los ungulados sudamericanos proporcionan un caso de aislamiento geográfico tan notable como el de los marsupiales en Australia.

Más información sobre este museo